Saltar al contenido
BebeCito

Desmontando mitos sobre lactancia materna

No será la primera vez que escuchamos que amamantar duele, o que hay que preparar los pezones para la lactancia durante el embarazo o tendremos grietas.

Amamantar duele

No. Amamantar NO debería doler. Si te duele el pecho mientras estás lactando es porque algo no va bien. Bien sea la postura, el agarre, alguna dificultad del bebé para agarrarse correctamente al pecho. Algo no va bien. El dolor durante la lactancia (salvo que estés embarazada de nuevo) NO ES NORMAL.

Preparar los pezones durante la lactancia

Para evitar grietas lo único que puedes hacer, es INFORMARTE. Ninguna crema durante el embarazo va a evitar que te salgan grietas cuando lactes. La mejor prevención es la información. Con una buena postura y agarre, el pezón estará intacto, ya que el bebé no succiona del pezón, ejerce presión sobre la areola.

Amamantar estropea el pecho

Realmente tampoco es cierto. El pecho se estropea durante el embarazo, por el brusco cambio de tamaño. Durante el embarazo, y por el paso del tiempo, por supuesto (no infravalores el poder del lado… digo, del tiempo).

Si tomas bebidas con gas, le pasarás los gases al bebé

Aún estoy intentando descubrir cómo hace el aire de mi estómago para llegar a mi sangre y desde ahí a mis tetas. Os podréis imaginar mi cara de estupefacción cuando la enfermera de pediatría me dijo semejante locura.
Hay muchas mujeres que no tienen capacidad de producir leche suficiente.

Bueno, si bien es cierto que hay cierto porcentaje de hipogalactias reales (no inducidas) y debidas a problemas físicos, la realidad es que si nos olvidamos de relojes, horarios y prejuicios, casi cualquier madre puede amamantar a su hijo (o hijos, no nos olvidemos de los múltiples) en exclusiva. Algún día hablaremos del sindrome de hipogalactia colectiva.

La madre lactante debe seguir una dieta especialmente sana

En realidad TODOS tenemos que comer sano, estando embarazadas o lactando o simplemente respirando. El único suplemento mineral que necesita una madre lactante (al menos en España) es un suplemento de yodo. Durante la lactancia hay que evitar ciertos alimentos (espárragos, ajos, etc) que cambian el sabor de la leche.

No hay ningún inconveniente. El bebé no suele rechazar el pecho. Es más, existe la posibilidad que el niño ya conozca los sabores porque ha tomado esos alimentos ya en el vientre materno.

Hay mujeres que tienen la leche aguada

Para ser sinceros, la leche está formada por alrededor de un 90% de agua. Si bien esta afirmación, quien la hace, lo hace considerando la leche como insuficiente alimento y sólo lo hace desconociendo que la leche de vaca también tiene una composición acuosa similar.

Los bebés amamantados duermen peor en la noche

Pues igual podrían despertar más, no lo sé, pero seguro que se vuelven a dormir antes, ya que no hay calentar agua, agitar, servir… 🙂

A partir de los 6 meses, tu leche ya no alimenta

Totalmente falso. No hay ningún reloj interno que haga que nuestra producción láctica pase de ser el único alimento necesario para un bebé a ser nada más que agua, o chupete.

Te usa de chupete

¿No será que usa “el chupete de teta”? Un bebé usa varios tipos de succión necesarias para su desarrollo (nutritiva y no nutritiva), aunque estén con succión no nutritiva, es más que probable que lleguen a tragar algo de leche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.